20 de julio de 2015

Quiosques de LSB

 
La vida en los quiosques de Lisboa es una extensión de sus habitantes. En verano relucen por todas partes, de diseños y colores diversos, recogidos en un largo o al final de una travessa. Ofrecen refrescos y aperitivos para refugiarse del sol, observar la tarde, bailar forró o apaixonar-se en sus miradouros nocturnos. Esta ciudad, tan apegada al invierno y al desgarro, de colinas torcidas y fachadas de pueblo, se entrega a sus esplanadas estivales con un sosiego de patio de vecinos. Si te alejas del barulho del Bairro Alto hay terrazas frondosas -Praça das Flores- donde una adolescente y su padre se sientan a leer poesía y los extranjeros casi guardan silencio. El tono quedo, el susurro, porque lo contrario dan ganas de tirarlo al Tajo, fuera del paréntesis. [ LORENZO BENITEZ CORNEJO ]

9 de diciembre de 2014

DAVID MORELLO y SERGIO BURGAS > CUANDO LOS POETAS CANTAN


para acompañar este post > https://www.youtube.com/watch?v=n_Y7288c8CE

Todo lo que se hace con emoción y verdad se vuelve bosque, y en esta mezcla de hojarasca y clorofila con que habéis embadurnado los poemas y el cante, es desde donde nos lanzáis al vacío. Qué placer escucharos.

18 de noviembre de 2014

6 de octubre de 2013

UN MANGO FRIO · Lorenzo Benitez Cornejo



Para leer escuchando a Bill Evans: "Peace Piece"

http://www.youtube.com/watch?v=Nv2GgV34qIg



Un mango frío, ligeramente dulce, y la noche como una platea. Hay veces que la ciudad se lo calla casi todo a estas horas. Ocurre raramente, pero sucede. La sientes como rendida en sus butacas en torno al escenario; incrédula, harta o hueca. Sencillamente cansada. No hay luces de cruceros en el puerto. Las sirenas de los buques se alejaron. El borracho en el escalón de una entidad bancaria en el paseo de Canalejas sigue dormido. Él sigue su peligro. Y ese murmullo de corazones latiendo en silencio, como una olla de peregrinos, todos dispuestos a descansar de nosotros mismos. Es un teatro de nubes de otoño con sonido de grillos. Aquí solemos perder el Norte por la ausencia o la fuerza de los vientos. La vida se rige por los aires, no por la brújula. Quizá por eso somos tan sensibles a los rachotes de levante como a la plomiza y seductora calma chicha. Esas lagunas, como plateas, que uno se bebe a medianoche con un mango frío y ligeramente dulce en los labios.

 

17 de septiembre de 2013

RÉQUIEM POR UN HOMBRE CUALQUIERA - David Morello



GURÚS

En cualquier latitud se respira sucio.
Tribus de todas las razas se mienten.
El desierto es arena.
Pero la visión del oasis es el embuste necesario
para siempre vivir en el engaño.

Traidora profesión maldito oficio el de mago
el de ilusionista el de político
el de hombre.

[David Morello Castell  ·  del poemario 'Réquiem por un hombre cualquiera' - Ediciones Vitruvio]